Seguramente conozcas padres y madres cuyos bebés duermen plácidamente en sus cunas pero, no es el caso de tu hijo/a. Cuando intentas acostarlo en su cunita tras haberlo mecido o alimentado, inmediatamente se despierta llorando y pidiendo que lo vuelvas a coger. Coloquialmente se le conoce como el Síndrome de la cuna con pinchos: Bebés que lloran cuando les dejas en la cuna. A continuación, desde Invía Psicología te cuento por qué ocurre y qué podemos hacer.

¿Por qué se despiertan los bebés al dejarlos en la cuna?

Muchas madres y padres se frustran al no entender por qué se despiertan sus bebés al dejarlos en la cuna. Si lo pensamos bien, tiene lógica. ¿Dónde preferirías dormir tú? ¿En un sitio calentito, arropado y sintiéndote seguro/a mientras los brazos de un ser querido te mecen suavemente? ¿O en una superficie plana, fría y dónde no sabes si tienes garantizada la supervivencia?⠀

Los bebés pasan 9 meses en el útero de su madre acompañados del sonido del latido de su corazón, de su voz y de su respiración, lo que provoca que se sientan protegidos y seguros. Una vez han nacido no desaprenden a dormir de esta manera y lo que necesitan es que se reproduzca la sensación experimentada durante su vida intrauterina para seguir sintiendo esa protección. ¿Y qué es lo que más se le parece a esta vida anterior? Estar en los brazos de mamá o papá, cerca del corazón.

Pero, ¿Cómo es posible que el bebé sepa que lo estás dejando en su cuna? Por una parte, el sueño de los bebés pequeños casi nunca es lo suficientemente profundo como para no notar que se les está soltando. Esto es un comportamiento heredado de nuestros antepasados. ¿Quién crees que tenía más posibilidades de sobrevivir en la sabana? ¿Un bebé dormido que puede ser dejado en el suelo a merced de los depredadores? ¿O un bebé que llora para volver a estar en los brazos de su madre cuando siente que es dejado en el suelo? Por lo tanto, es obvio que traten de garantizar la supervivencia a través del contacto con su cuidador.

Por otra parte, los primeros 3-4 meses los bebés conservan el reflejo de moro. Este reflejo involuntario se activa cuando el bebé siente que cae al vacío de espaldas. Consiste en una mirada de sobresalto, a la vez que echa los brazos hacia el aire. Es comprensible, pues, que al dejar al bebé en su cuna y no estar profundamente dormido se active este reflejo que acabe por despertarlo completamente.


Cómo conseguir que el bebé duerma en su cuna

Si tu bebé llora cada vez que intentas dejarlo en su cuna, no te desesperes y trata de empatizar con él. No existen trucos mágicos para conseguir que no se despierte. Cada familia debe descubrir lo que mejor se adapte a ellos, pero hay algunas alternativas que os pueden servir de ayuda:

  • El colecho: Si dormimos junto al bebé en la misma cama o en una cuna pegada, el bebé se sentirá seguro sabiendo que estamos a su lado. Es muy importante seguir las recomendaciones para llevar a cabo el colecho de forma segura.
  • Música relajante o ruido blanco/rosa: Puedes reproducir canciones tranquilas y pausadas o usar el ruido blanco o rosa para que el bebé se relaje.
  • La muselina: Envolver al bebé en una muselina antes de acostarlo en su cuna puede ser de ayuda. Sentirse recogido puede aportarle una sensación confort y seguridad como la que sentía en el útero.
  • El ambiente de la habitación: Controla que la temperatura, la humedad, los ruidos y la ventilación sean adecuados.

Si quieres profundizar más sobre el sueño de los bebés, en la guía práctica para padres de la Asociación Española de Pediatría podrás encontrar los consejos que proponen.

¿Conocías este concepto? Si quieres saber más información sobre el Síndrome de la cuna con pinchos o necesitas asesoramiento psicológico, sobre lactancia o sueño infantil, no dudes en contactar conmigo.

Sobre Cristina Luque

Licenciada en psicología y especializada en psicoterapia y psicología perinatal con formación en lactancia y sueño infantil. El proyecto Invía Psicología de Cristina Luque nace con el objetivo de poner el foco en la prevención y promoción de la salud, así como de ofrecer actuación psicoterapéutica, asesorías, charlas y talleres sobre la temática.

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?
Cristina Luque | Invía Psicología
¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?